De todos es sabido el gran bienestar y la relajación que nos produce el recibir un masaje, sin embargo, cuando se trata de masajes sensitivos, los matices que éstos conllevan hacen que estos beneficios sean mayores, ya que no solamente nos ayudan a nivel individual sino también a nivel de pareja.

 

Todavía existe mucha desinformación y tabús en lo que al mundo de los masajes sensitivos se refiere, sin embargo es una práctica muy saludable, que ha estado presente en todas las culturas desde hace miles de años ya que es indudable la cantidad de beneficios que nos aporta.

 

¿En que factores nos pueden ayudar los masajes sensitivos?

 

SEN Masajes Madrid. Centro de masajes relajantes en Madrid.

En el momento que decidimos abrir nuestra mente y sumergirnos en cuerpo y mente, aprendiendo a dar y recibir este tipo de masajes, a compenetrarnos con nuestra pareja y alcanzar esa sintonía necesaria, es cuando logramos que funcionen este tipo de masajes y es entonces cuando lograremos, entre otros, los siguiente beneficios:

 

  1. Ayuda a subir la autoestima y la seguridad en pareja.  Cuando se produce el contacto físico a través del masaje, esto nos permite tener mayor conocimiento de nuestros cuerpos, ayudándonos con la autoestima, además de hacernos mucho más seguros con respecto a nuestra pareja.
  2. Nos sensibiliza.  El masaje sensitivo es cuestión de sensibilidad, de tacto, de sentir, por lo que los masajes sensitivos nos ayudan a agudizar mas esa sensibilidad que todos tenemos dentro, nos ayuda a tomar consciencia del contacto que damos y que recibimos, lo que hace que las caricias sean mucho mas intensas y satisfactorias, logrando sentir sensaciones increíbles en zonas donde nunca antes habías experimentado.
  3. Reduce el estrés.  Los masajes sensitivos nos ayudan a relajarnos, a desconectar, a disminuir la tensión muscular y por lo tanto a reducir el estrés de manera considerable.  Con ello lograremos disfrutar mucho más de cada momento de intimidad que tengamos con nuestra pareja, porque aprenderemos a concentrarnos en las sensaciones que estamos experimentando y a relajarnos desde el principio.
  4. Activa la circulación.  Gracias al movimiento que se genera en el cuerpo al recibir los masajes, se produce una mayor y mejor circulación de la sangre por todo nuestro cuerpo.