El masaje tántrico es otro tipo de masaje que funciona de diferentes maneras y cuyo objetivo es lograr diferentes resultados. La creencia del masaje tántrico de los creadores es que la relajación y la satisfacción sexual mejorarán tu salud y bienestar general. De hecho, algunas personas ven el masaje Tantra como un medio para lograr crecimiento personal a través del placer.

Es importante tener en cuenta que el masaje tántrico, por sí mismo, tiene el potencial de causar orgasmos, pero hay que entender que este no es el objetivo real, sino algo adicional que viene con la actividad completa.

Algo que debe aclararse sobre el masaje tántrico, sea para gays o lesbianas, es que no involucra sexo con penetración, aunque esté diseñado de tal manera que los órganos sexuales se toquen. Debido a la naturaleza de este masaje, no se puede realizar en cualquier centro de masajes, pues requiere el más alto nivel de profesionalidad. En ciudades como Madrid u otras grandes urbes, el masaje gay tántrico se ofrece en centros de masajes especializados, que tienen la capacidad y los profesionales adecuados para dar el mejor servicio a sus  clientes.

Masaje gay en Madrid

Masaje Gay Tantra

El masaje gay Tantra es un tipo de masaje que se lleva a cabo de hombre a hombre. A diferencia del masaje tántrico normal, (en el que una mujer realiza el masaje a un hombre, o un hombre a una mujer) este masaje va dirigido para quienes se consideran homosexuales. En ciudades liberales como Madrid, donde es aceptada cualquier orientación sexual, tienes la oportunidad de recibir un masaje tántrico gay en uno de sus  centros de masajes de categoría o puedes programar un masaje y recibirlo en la comodidad de tu hotel o domicilio.

Este tipo de masaje está lleno de liberación y relajación. Aporta grandes dosis de placer para homosexuales.

Hay que tener en cuenta que el masaje gay tántrico es similar a otros masajes eróticos porque, en ambos casos, las personas involucradas están desnudas, pero no significa que no puedan vestirse con poca ropa si así lo desean. Hay personas tímidas que se sienten incómodas totalmente desnudas y, en este caso, pueden taparse con alguna pequeña prenda para sentirse más relajadas.

Masaje gay Madrid

Como se mencionó anteriormente, un orgasmo en realidad no es el objetivo principal del masaje erótico, donde muchas personas se sienten atraídas por el orgasmo. Sin embargo, el masaje tántrico gay es diferente, en el sentido de que se enfoca en la consonancia y la relajación, pero en realidad es probable que termine en un orgasmo y no es para nada malo, todo lo contrario. El orgasmo es un efecto secundario cuando se trata del masaje tántrico, pero el objetivo principal es la relajación total. Lo mejor es que no tienes que concentrarte en conseguir una  erección y esta es una ventaja, especialmente para quienes sufren de disfunción eréctil.

Si deseas un masaje tántrico gay, a continuación te damos algunos consejos que debes considerar.

El Entorno es Importante

Todo tipo de masaje, incluyendo el masaje tántrico será un éxito en el entorno adecuado. Si el entorno no es el correcto, es posible que no se logre el resultado deseado y todo el esfuerzo será una pérdida de tiempo. Asegúrate de que la habitación esté limpia y huela bien. Pon música agradable que te ayude a obtener un ambiente relajando. Puedes agregar velas o luces tenues para que sea más atractivo.

Hombre gay en Madrid

Entiende de Qué se Trata

Es importante eliminar esos pensamientos raros de estrangular a tu pareja hasta que pida misericordia. Ten en cuenta que el masaje gay no se hace de esta manera. Aquí, el receptor tendrá que recostarse sobre su espalda y extender las piernas de tal manera que levante sus genitales a plena vista y tacto. En este punto, es importante enfatizar una vez más al receptor, que no habrá sexo con penetración, pero que tendrán una experiencia inolvidable en términos de satisfacción sexual.

A pesar de que el masaje tántrico gay es un masaje que se centra en los genitales, también involucra otras partes del cuerpo, pero los genitales recibirán una mayor atención. De hecho, estimular otras partes del cuerpo es fundamental  para ir excitando poco a poco al receptor hasta que se llega a los genitales.

Cómo reservar un masaje gay en Madrid

El Masaje Adecuado

Como se mencionó anteriormente, el receptor se recuesta sobre su espalda en la cama y expone completamente sus genitales, luego el masajista empieza masajeando suavemente todo el cuerpo, evitando los genitales durante esta primera fase del  masaje. A partir de aquí, el receptor debe relajar su cuerpo y mente, preparándose para recibir masaje en sus genitales, conocido como lingam. Después el paso adecuado es aplicar  aceite de masajes sobre el lingam en pequeñas cantidades y empezar a masajear los testículos, el pene y luego el área del hueso púbico.

El masaje continuará y el masajista puede retroceder cuando el receptor esté cerca del orgasmo.

Es importante señalar que la idea de echarse hacia atrás cuando el receptor está cerca del orgasmo no es torturarlo, sino ayudarle a aplicar autocontrol que le ayudará a contener la eyaculación y prolongar el orgasmo. Esto es particularmente útil para quienes tienen eyaculación precoz, ya que puede ayudarles a desarrollar control sobre la eyaculación. El masaje tántrico gay normalmente termina con la eyaculación y luego el receptor puede  relajarse después de recibir placer.

Masajes gay Madrid

Masaje Gay en Madrid

Siempre puedes recibir un masaje tántrico gay en Madrid. Hay centros de masajes que ofrecen este tipo de masajes en Madrid. Por ejemplo, Luxor Madrid es un centro de masajes de primera categoría que ofrece masajes gay de calidad en la capital. Contamos con masajistas especializados en masajes gay que te darán el mayor placer, pero hay que tener presente que en ningún caso hay sexo explícito en este centro de masajes.